23.5.08

¿Quiénes somos realmente? ¿aquello que ocurre en nuestras mentes, o aquello que manifestamos por medio de las acciones? ¿y esto que tiene que ver con un viernes por la tarde, en medio de una lluvia que sólo me hace pensar en besos parisinos?
Me gusta la idea de la memoria como escritora, editora y proyectora de lo que somos, de lo que intentamos o inventamos ser. Me gusta la idea de que podamos ser pura invención, incluso para nosotros mismos.
Lejos de formar parte de un teatro, como diría Shakespeare, me gusta más pensar que formamos parte de una narrativa, lentamente construyéndose hasta que llegan las cúspides y de pronto las lluvias y los besos parisinos, el sonido claqueteante de botas y botines, debajo de un puente parisino, imaginación pura, el sonido de los botines como si fuera el registro y el eco de miles y miles de botines y botas que han claqueteado en el puente parisino y luego de vuelta a la memoria que sólo registra y sólo escribe lo que quiere escribir sobre puentes parisinos, sólo imaginamos lo que queremos imaginar en este contexto, y tú, lector(a), piensa en sus propios pasos parisinos, sus propios puentes por recorrer, sus propios besos por besar, y todo es de todos modos lluvia, una tarde mexicalense, donde no podemos hacer nada más que construir ese personaje que queremos ser.

9 comments:

Anonymous said...

creo q eres un fraude/estafa

A. Kurtz said...

pero por supuesto qoe lo soy; pero por lo menos lo reconozco. ¿y tú?

Anonymous said...

entonces porque te enojas

A. Kurtz said...
This comment has been removed by the author.
A. Kurtz said...

porque considero que el comentario que me enviaste tiene la intención de insultarme. por lo regular, la gente que recibe comentarios negativos sobre su persona tiende a sentirse insultada. una reacción común a esto es ignorar el comentario y proseguir con tu vida. otra reacción es la de responder, quizá (malamente, en mi caso) de modo irónico, porque en realidad, en este caso, ni tú ni yo sabemos quiénes somos. (¿me conoces? ¿por qué concluyes que soy un fraude? si llegaste a esa conclusión por lo que escribo en este blog, creo que no es la fuente más apropiada para medir el talante de las personas.) en otros casos, la persona toma el comentario de manera personal, y trata de averiguar qué fue lo que hizo que otra persona lo juzgara de tal o cual modo negativo. estoy trabajando en esto último.

irrra said...

somos un fraude/estafa, y lo peor es q' no lo reconocemos, nisiquiera inconcientemente. al parecer nada tiene validez, y decir esto, no cuenta, para nada, continuamos defraudandonos, continuemos.

A. Kurtz said...

"somos" lo que pretendemos "ser". Eso es todo. si lo consideramos un fraude/estafa/timo/broma/falsedad/simulación, eso es bronca de cada uno de nosotros. lo demás es puro ruido para el inconsciente, para la inseguridad. no creo que dos narcotraficantes estén sentados en una mesa, sorbiendo ruidosamente sus chabelas y confesando que se sienten como "estafas". ese tipo de existencialismos baratos son para los que no tenemos nada mejor qué hacer más que escribir.

me said...

Estafas, sí, eso pense hoy a las 2 y media de la tarde empapada en sudor, escuchando cómo los soniditos chacleantes de botas y bontines eran motores y esos ruiditos simpaticos como de pajaro que hacen los semaforos, mientras los besos parisinos se reducian a caricias a distancia y sonrisitas asoleadas... pense en Paris, pense en sus puentes y pense en este post. Pensaba en estafas cuando un beso inesperado toco mi mejilla... No es una estafa, ese beso juro que yo lo recuerdo en Paris. Con lluvia, de noche, elegantemente vestida en rojo, tacones, y debajo de un farol.

Anonymous said...

Todo es fraude en éta vida. Los hombres porque no son Humphrey Bogart, las mujeres porque no somos Ingrid Bergman y el mundo, porque eso de que "siempre tendremos Paris" es una estafa.

Pero me gusta ése fraude y creo en ésta estafa.

Madame Butterfly Kisses.