2.2.10

Respecto a un post que recientemente publicó mi estimado Heriberto Yépez...

"EL 2010 YA COMENZO. Si nos despejamos los ojos de las imágenes (machistas) de las revoluciones del pasado nacional, la lucha que hoy vemos por los derechos de las mujeres para decidir sobre su propio cuerpo, y la lucha por el reconocimiento de la diversidad sexual, podrían ser los inicios de una tercera revolución mexicana, dirigida contra el valor central del viejo México: el machismo. Derechos civiles para todos."
...puedo aludir a las siguientes impresiones:
a) si me apego al dictum señalado en los liner notes escritos por Bob Mould en uno de los discos de Hüsker Dü, el cual señala "Las revoluciones comienzan en casa...preferentemente frente al espejo del baño,"* muy posiblemente estemos viendo los inicios de una revolución distinta en México, una que emana del sentido de nuestra subjetividad y, por lo tanto, esperanzadoramente de nuestra ciudadanía y la capacidad de acción política que puede emanar de ella.
b) soy de la idea de que una guerra civil se ha gestado en nuestro país, desde que el ejército nacional se ha involucrado en la "lucha contra el narco." (¿el narco? ¿el narcotráfico? ¿podemos ver la diferencia aun cuando articulamos el problema --"narco", "narcotráfico"-- de manera distinta? El problema es que la lucha de "los malos" (?) es, efectivamente, una lucha contra el sistema desde la inoperatividad de dicho sistema, pero (¿desgraciadamente?) se trata de una lucha sin nombre, sin agenda, sin programa remodelador.
c) tenemos dos certezas: nuestra realidad nacional, lo repito, se ha vuelto inoperante. Sólo hemos estado jugando a las apariencias y a las autarquías como lo hemos estado haciendo desde la anterior revolución. En algunos casos, se ha vuelto cínico el juego; la segunda certeza es que no existe un programa, un modelo, una agenda renovadora. ¿Deberá elaborarse una?
d) las luchas civiles de género y la diversidad sexual pueden leerse como síntomas, nada más, de la inoperatividad de esta realidad. Pero como intempestiva --y quizás "esloganísticamente"-- lo señala Yépez en su post, son los visos de algo que se viene.
e) Hace poco comentaba con Cecy que si "no pasa nada en México" en 2010, puede generarse una suerte de "escisión" en el orden simbólico-histórico de nuestro país. Y eso estaría muuuuuuy curada. No lo digo superficialmente, lo digo porque sería el síntoma y diagnóstico más puro, más esclarecedor, de que las cosas están por cambiar.
Y si seguimos ese gran dictum narrativo de la historia de la cultura occidental moderna, creo que lo único que hace falta es que las clases medias se hallen REALMENTE afectadas en su devenir como para que se haga una machaca que difícilmente sabrá como las machacas anteriores.
Salud, por todo lo que se venga.
* En los liner notes del disco Warehouse: Songs and Stories, uno de los discos punk más hermosos en la historia del punk, ahí donde lo "emo", lo contestatario y las políticas interpersonales y espirituales fluyen en una miasma de reverb que emanaba de la Flying V de Mould. Posiblemente una de las principales huellas sustancialmente políticas que dejó el punk como estela que luego fue disipada por el pop punk estilo californiano a la Green Day (Lo siento, American Idiot no es un disco político).

4 comments:

Anonymous said...

no leí el blog de yépez (a veces me dan hueva algunas cosas)pero como leo asiduamente tu blog, se me ocurren algunas improntas del animal que soy a partir de lo que escribiste:

1. cualquier cosa que ocurra en este país puede ser tan inverosímil como la que le antecedió y a esa cosa se le dará la explicación aún más inverosímil y a nadie le importará, porque todo mundo se creerá las dos o tres versiones. además, nadie tendrá la capacidad para revertir, refutar, inventar o señalar la realidad. Yépez podrá decir que algo huele a cambio revolucionario, pero la verdad es que no hay gente que esté a la altura, por hablar de niveles.

2.supongamos, en ficción, la ejecución de una guardería con inocentes niños inocentes, que no tienen nada que ver con la
¿guerra? del narco. habrá inmediatamente versiones morales, gubernamentales, políticas, religiosas, de grupos de izquierda, de la sociedad civil, etecé, hasta que surga otro hecho inverosímil, más fuerte, más horroroso, más nuevo. ¿quién tiene la capacidad para cambiar esto? es decir, no el hecho, sino el comentario del hecho, más dañino que el hecho.

3. decía n. que nos encontramos ante una inmensa cantidad de escombros, bellos pilones de inmensos basurales, montes y montes de desperdicio, rodeados de caducidad, decadencia, inservilitud que está a punto de desplomarse; no hay salidas, el escape está taponeado, clogado, aglomerado. y todos están prontos a declarar las buenas nuevas, los momentos del cambio,la gran revolución, el borde evolutivo...
¿dónde está ese espíritu? ¿en el artista? ¿en el político? ¿en el empresario? ¿en alguien verde? me temo que no existe.
pero peor aún es decir que sí, que ahí está...

ill Tom

Kamelie said...

Sobre el inciso a), ya se de donde viene entonces uno de tus cuentos de Las Visitas, hace tres horas lo ley'o Monay en el CEART.

A. Kurtz said...

y sí, Kamelie. De hecho, son tres los cuentos de ese libro que tratan sobre ese tema, por ahí te encuentras claves de lo que quise decir.

A. Kurtz said...

y sobre lo que comentas, Tom: en todo caso, si no está "ahí" ahorita, tampoco lo estuvo "entonces", en donde la historia nos dice que estuvo.

Entonces, ¿nunca ha estado? ¿nunca ha sido así? ¿Serán sólo "estados de conciencia", como dice Foucault, cuando se refiere a las transformaciones sociales?